FNeNERGÍA garantiza el ahorro económico y de energía mediante su nueva estrategia de gestión energética

Este nuevo servicio consigue reducir los actuales gastos del cliente y la renovación u optimización de sus instalaciones sin costes añadidos

 IMG 4265 web

La reducción de los gastos derivados del consumo energético y la optimización, renovación o incorporación de nuevos equipos que contribuyan a ello son objetivos que comparten las empresas y las comunidades de propietarios, ya que si bien el ahorro siempre es una máxima, en tiempos de crisis se convierte en un factor más acuciante.

Estos dos aspectos han motivado a FNeNERGÍA, empresa dedicada a la gestión y eficiencia energética, a estudiar y diseñar nuevas fórmulas y soluciones, que permitan dar respuesta a las necesidades de los ciudadanos y del tejido empresarial.

De esta manera surge la nueva estrategia de gestión energética por ahorros, que tiene como primera y máxima finalidad promover la mejora de la eficiencia energética. “Existe un importante nivel de ahorro energético potencial, que no es difícil de alcanzar para que se encuentra en su camino con muchas barreras”, comenta Luis María Sánchez, CEO de FNeNERGÍA, quien añade que la principal de todas ellas “es el desconocimiento de las ventajas energéticas, económicas y medioambientales derivadas de utilizar tecnologías más eficientes energéticamente que las que habitualmente utilizamos”.

En esta línea, la experiencia y el peso que FNeNERGÍA posee en el mercado de la eficiencia energética a nivel nacional e incluso internacional le permite poder ofrecer soluciones de ahorros garantizados o compartidos a sus clientes. “Se trata de soluciones a través de las que nosotros le garantizamos al cliente que va a obtener una reducción de sus gastos actuales en materia energética, hecho que nosotros conseguimos a través de la gestión y de la incorporación, mejora o renovación de equipos e instalaciones que la fomenten, todo ello sin que suponga ningún tipo de gasto para el cliente, ya que nosotros asumimos el riesgo íntegramente”, explica Luis María Sánchez.

De esta manera y tras llevar a cabo una completa auditoría energética de las instalaciones, con la recogida de información referente a consumos anuales, equipos instalados y de la forma en la que se consume la energía, se establecen los objetivos a conseguir y los criterios a seguir, para finalmente decidir entre una gestión energética por ahorros garantizados o ahorros compartidos.

La estrategia de ahorros garantizados establece una fórmula que se basa en alcanzar unos resultados fijados y consensuados, de manera que del total de ahorro derivado de la eficiencia, siempre habrá una misma parte fija destinada a reducir el gasto del usuario y la otra a invertir en la mejora continua de las instalaciones. Por su parte, la estrategia de ahorros compartidos establece una fórmula que se basa en que de los ahorros energéticos que se consigan periódicamente y que pueden ir variando, una parte estará dirigida a la reducción del coste del servicio para el usuario y la restante al mantenimiento y optimización del servicio por parte de la Empresa de Servicios Energéticos.