Asesoramiento Energético

Para lograr gestionar de manera eficiente las instalaciones energéticas se hace imprescindible la creación de la figura del “ASESOR ENERGÉTICO”, encargado de velar por la eficiencia energética a través de actuaciones de mejora y mantenimiento de las instalaciones eléctricas, de alumbrado y térmicas y potenciando medidas de ahorro y eficiencia con la finalidad de una  reducción de la facturación energética y una mejora medioambiental.

La gestión energética, es el mejor arma para mejorar la competitividad de un comercio, reducir sus gastos y mejorar sus balances.
“La gestión energética es un ahorro”.

El asesor energético debe iniciar su trabajo después de la realización de un estudio energético previo* sobre la situación actualizada de consumo y coste energético del cliente, y sus principales acciones para esta oferta son:

I. Adecuaciones sobre tarifas energéticas eléctricas y térmicas.

    • Realización de tramitaciones contractuales frente a cualquier tipo de empresa comercializadora energética, actuando siempre en representación del cliente.
    • Realización de comparativas anuales sobre compañías energéticas.
    • Análisis de contratos energéticos
    • Tramitación de las renovaciones contractuales si procede.

II. Control y seguimiento de facturaciones energéticas.

    • Mediante acceso a facturación energética on-line, siempre y cuando este disponible por la comercializadora, control periódico de los costes y consumos.

III. Representación del cliente frente a terceros en materia energética.

    • Representación del cliente frente a empresas publicas o privadas para cualquier acción relacionada con la energía, su coste o su consumo.

IV. Información / formación  especifica

    • Envío on-line de información periódica al cliente sobre productos o soluciones que le puedan afectar a su negocio, bien directa o indirectamente.

V. Recomendaciones en eficiencia energética.

    • Realización constante de recomendaciones especificas por sector, tanto para procesos productivos, atención al cliente o concienciación interna o externa.